Jesús el Poderoso

Raamwerk: Sinful people bound by Satan; God's concern. Jesus' life on earth, His death and resurrection; victory over Satan and evil spirits. Illustration of Jesus' power. Invitation.

Skripnommer:160
Taal:Spanish
Tema:Evil Spirits, demons; Fear; Saviour of Sinful Men; Life of Christ; Salvation; Power of God / Jesus
Gehoor:Animist; General
Styl:Monolog
Genre:Bible Stories & Teac
Verfyndheid:Simple
Doel:Evangelism
Bybelaanhaling:Paraphrase
Status:Approved

Skrips is basiese riglyne vir vertaling en opname in ander tale. Hulle moet so nodig aangepas word dat hulle verstaanbaar en relevant is vir elke verskillende kultuur en taal. Sommige terme en konsepte wat gebruik word, het moontlik meer verduideliking nodig of selfs heeltemal vervang of weggelaat word.

Skripteks

Hace mucho tiempo Dios miró desde el cielo hacia la tierra.
Le dio mucha tristeza ver como vivía la gente en todas partes del mundo.
Vio que no pensaban en Él. Vio que todos tenían malos pensamientos.
También tenían mucho miedo. Dios se compadeció mucho de ellos tanto como se compadece de nosotros también. Es porque Satanás nos tiene amarrados con la cadena del pecado. No quiere soltarnos. Quiere alejarnos de Dios.

A muchas personas les gusta andar con Satanás, lo siguen como a un jefe.
Hacen lo que él quiere, no importa lo malo que sea.
Los que hacen el pecado son esclavos del pecado.

Dios quería soltar a todos los presos y esclavos de Satanás.
Decidió enviar a su Hijo, Jesucristo, para hacerlo.

Jesucristo dejó su lugar en el cielo con Dios, bajó a la tierra, andaba entre la gente como uno de ellos. Permitió y aceptó ser crucificado.
Murió, pero la muerte no podía retenerlo. Salió de la tumba.
Al hacerlo, rompió el poder de Satanás. Venció a Satanás y a los demonios.
Puso en claro el hecho de que es más poderoso de ellos.
Ahora, si uno quiere, Cristo lo sacará del poder de Satanás y del pecado.
Cuando Cristo anduvo en la tierra, nunca se sometió a Satanás.
Nunca hizo ninguna cosa mala.
Cristo te puede dar a ti también el poder de resistir a Satanás.
Así no tendrás que seguir en el camino de la maldad.