Somos Como Piedras (diálogo)

Grandes lignes: Uses local setting of planting crop. Contrasts corn and stones. One can produce life because it has life; the other cannot. This illustrates how we are dead in sin until Christ gives us life. Jesus, the way, the truth, and the life. Sinner's prayer.

Numéro de texte:188A
Langue:Spanish: Latin America
Thème:Agriculture; Cleanse, purify; Leaving old way, begin new way; Forgiveness; Faith, trust, believe in Jesus; Sin, disobedience; Heart, soul of man; Spiritual Life
Audience:General
Style:Dialog
Genre:Messages and Fiction
Compréhension:General
Objectif:Evangelism
Citation biblique:Paraphrase
Statut:Approved

Ce texte est la directive de base pour la traduction et l'enregistrement dans des langues étrangères. Il devrait être adapté selon différentes cultures pour garder sa pertinence. Certains termes peuvent être ajoutés ou retirés pour parfaire le résultat.

Corps du texte

1. ¿Qué está haciendo?

2. Estoy plantando maíz.

1. ¿Para qué lo hace?

2. Lo hago para que mi familia y yo tengamos mucho maíz.

1. Oh, ¿Conseguirás mucho con ese poco maíz, ¿verdad?

2. ¡Sí, claro que sí!

1. Oh, pues si es así, iré a casa, y plantare piedras de moler en mi jardín.

2. ¿Por qué hará algo tan tonto?

1. Necesitamos muchas piedras de moler en mi pueblo. Usted planta maíz
para obtener más maíz, ¿verdad? Pues yo plantaré piedras para obtener
más piedras.

2. ¡Mire, no sea tonto, usted no puede hacer eso! El maíz puede producir
más maíz, porque es una semilla que tiene vida. Las piedras no tienen vida;
por lo tanto no pueden producir más piedras.

1. ¡Sí, tiene usted razón! He dicho algo muy tonto, porque quiero enseñarle
algo sabio.

2. ¿A si, y que es?

1. Dios nos enseña que el pecado ha robado nuestras vidas; por lo tanto,
todas las personas están muertas.

2. ¡Pero, yo no estoy muerto! Yo como, veo, y escucho. ¡Yo estoy vivo!

1. Pero usted no tienen la vida de Dios. Dios dice: «Sus corazones están
muertos a causa de sus pecados ». Sólo hay una manera de que su corazón
pueda tener vida. Usted debe dejar que la vida de Dios entre en usted.
Ahora, Dios se niega a vivir en el pecado, porque Él es santo, y odia el
pecado. Dios quiere que la gente sean suyos, pero todos aquellos con un
corazón muerto, son como piedras. Por esta razón van a ir al lugar muy feo
de fuego con Satanás cuando mueran, porque no tienen la vida de Dios en
ellos. Todos hemos pecado y no hay nadie perfecto y sin error.

2. ¡Oh, no!, ¿es verdad que todos hemos hecho lo malo, y somos como
piedras que no tienen vida?

1. ¡Si, es verdad! No nada más somos como piedras, pero también somos
como una cosa descompuesta (podrida) en los ojos de Dios. El pecado nos
hace así. Dios se aleja de tal inmundicia. Pero mi amigo, escuche las buenas
noticias: Dios está dispuesto a ayudarnos. Él quiere que tengamos vida. La
única manera para que ustedes tengan vida es en Jesús. La Biblia dice:
—El que tiene a Jesús, el Hijo de Dios, tiene la vida; pero él que no tiene a
Jesús no tiene la vida, sino que la ira de Dios está sobre él—. También Jesús
dijo: «Yo soy el camino, la verdad y la vida, y nadie viene al padre sino por
Mí». Si no aceptamos a Jesús, entonces nosotros continuaremos como
piedras, y Dios no nos reconocerá como suyos.

2. ¿Cómo se recibe la vida? Y, ¿Cómo se recibe a Jesús?

1. Jesús dijo: «Voy a dar vida a todo el que me recibe a mí». Este es el tipo
de vida que nunca se acaba. Cuando muramos, vamos a ir a vivir con Dios
para siempre. Pero no podemos recibir a Jesús, hasta que renunciemos al
pecado y los sigamos a Él solamente.

2. Yo quiero recibir la vida y a Jesús, el hijo de Dios. ¿Cómo me deshago de
lo malo que está adentro de mi corazón y mi mente?

1. Dios dice: Todo el que crea en Jesús será salvo, pero él que no crea será
condenado». Después de hablarles así, Jesús subió al cielo. Allí está para
defender y ayudar a los que creen en Él. También está preparando un
lugar en el cielo y un día regresará para llevarnos a vivir con Él al cielo.
¿Quieres arrepentirte de tus pecados, aceptar a Jesús y confiar en Él?

2. ¡Si! Hagámoslo ahora mismo.