Anunciando las Buenas Nuevas

概要: On witnessing. Speaker answers ojections with Scripture. Listener is convinced and the group goes off singing.

文本编号:123
语言:Spanish: Latin America
主题:Witnessing; Obedience
听众:New Christian
方式:Dialog
类型/流派:Messages and Fiction
受教育程度:Simple
目的:Teaching
圣经摘录:Extensive
状态:Approved

此文本为翻译和录音的范本。我们认为它可供其他语言及不同的文化使用。基于不同文化的需要,其中一些用词和概念可能需要更多解释说明或被省略。

文本正文

(saludo)
1. ¿A dónde van Uds.?
2. Vamos a predicar el Evangelio por los pueblos.

1. Y no so apenan hablar de esas cosas?
2. Por supuesto que no. Jesús dijo: “Cualquiera que hable por Mi delante de los hombres, yo hablaré por él delante de mi Padre que está en los cielos. Y cualquiera quo me niegue delante de los hombres, lo negaré yo también delante de mi Padre que está en los cielos.” No nos avergonzamos del Evangelio “porque es potencia de Dios para la salvación de todo aquel que cree.”

1. ¿Y no se fatigan?
2. Si, frecuentemente nos cansamos, pero eso no tiene importancia. La Palabra de Dios dice: “Porque a ustedes les es concedido, por Cristo, no solo que crean en Él, sino también que sufran por Él. Nos sentimos contentos de hacer cuanto podamos por Él, aunque suframos, porque Él hizo mucho más por nosotros.

1. Yo creo en Jesús; pero pensé que solamente algunos eran elegidos para hacer ese trabajo, especialmente los pastores, sacerdotes y evangelistas. ¿Uds. son algo de eso?

2. No, pero Jesús al ascender al cielo, después de haber sido crucificado, dijo: “Vayan por todo el mundo; prediquen el Evangelio a toda la gente.” Este fue Su mandato para cada creyente, y debemos obedecerle. Él dijo: “Ustedes son Mis amigos si hacen las cosas que yo les mando.” La gran comisión para cada creyente es sembrar la buena semilla de la salvación por Cristo. La Palabra de Dios dice: "Mas los que fueron esparcidos, iban por todas partes anunciando la Palabra” (Hechos 8:4).

l. Pero no todos podrán ir hasta lugares tan lejanos.
2. ¡Cierto! Algunos no pueden ir muy lejos; pero su gran comisi6n sigue siendo todavía la de sembrar la Palabra de Dios. Todos necesitamos recordar esto. Podemos hablar de Jesús en cualquier parte, sea cual fuera nuestro trabajo. Y aunque no podamos ir a otros lugares, sí podemos ayudar para que otros vayan. Si de verdad hemos recibido a Cristo, desearemos darnos a Él nosotros mismos. Todo lo que poseemos pertenece a Dios, y Su Palabra sembrarse cerca o lejos. Toda nuestra energía debe ser para Él. Si Le amamos, querremos servirle.

1. Uds. me han hecho ver que yo también puedo y debo ser un testigo de Cristo. ¿Me permitirán que les acompañe ahora?
2. Sí. Venga Ud. con nosotros. Pero, antes de irnos, cantemos...