De la Creación a Cristo

Samenvatting: Explanation of creation; wickedness of man; Abraham, the family who obeyed God; God's laws given; God's laws broken by all; Christ's death and resurrection; His preparing a place for His followers.

Scriptnummer:033
Taal:Spanish
Thema:Resurrection of Jesus; Son of God; Creation; Law of God; Death of Christ; Heaven; Sin, disobedience; Punishment for guilt; People of God
Gehoor:General
Genre:Messages and Fiction
Moeilijkheidsgraad:Simple
Doel:Evangelism
Bijbelse verwijzing:Paraphrase
Toestand:Approved

Dit script dient als basis voor de vertaling en het maken van opnames in een andere taal. Het moet aangepast worden aan de verschillende talen en culturen om het zo relevant mogelijk te maken. Sommige termen en begrippen moeten verder uitgelegd worden of zelfs weggelaten worden binnen bepaalde culturen.

Tekst van het script

Fue Dios quien hizo el mundo y todo lo que en él hay.
Hizo el sol, la luna, y las estrellas. Todos ellos no pueden ver, no pueden oír,
no pueden hablar, no tienen manos y no pueden ayudar a nadie. Dios los
hizo y los puso en el cielo para dar luz y nada más.

Dios también vive en el cielo, pero más alto. Nosotros no podemos verlo con
nuestros ojos terrenales pero, Él sí nos puede ver. Él ve todo lo que estamos
haciendo. Él nos hizo y nos ama mucho.

Primero, Dios hizo a Adán y Eva. Ellos tenían hijos, y los hijos tuvieron hijos.
Fue así como después de muchos años había mucha gente en el mundo.
Pero esa gente hacía mucha maldad, y por eso Dios les habló y les dio
mandamientos de hacer bien y no hacer mal.

Dios dijo: «Yo soy el Dios verdadero». Ustedes piensan que un santo, o un
ídolo de piedra es un Dios, pero no lo son. Piensan que una montaña, o una
laguna, o el sol, u otra cosa es un dios, pero no lo son. Hay un sólo Dios
verdadero, poderoso y santo.

El Dios verdadero dice que los hijos deben obedecer a sus padres. Él en Su
palabra nos enseña:

 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con
toda tu mente
 Ama a tu prójimo como a ti mismo.
 No maten
 No roben
 No adulteren (no tomen la mujer de otro)
 No codicien las cosas de otros
 No mientan.

Esto son mandamientos que Dios nos ha dado. Nuestros antepasados no los
obedecieron, y en nuestro tiempo también hay muchos que no quieren
obedecer la palabra de Dios. Por esta razón Él tiene que castigar a los que no obedecen.

Por esto, Dios envió a Su Hijo Jesús para que todo aquel que
crea en Él no se pierda, más tenga vida eterna.
El que cree en Jesucristo empieza a cambiar su modo de pensar, y se hace
una persona diferente. El que cree en Cristo se convierte en hijo de Dios, y
Dios anda con Él.
¿Quieres tu aceptar a Jesucristo, obedecer Su palabra y confiar en Sus
promesas? Jesús dice:
«Vengan a Mí y pongámonos a cuentas. Hoy es el día de salvación ».