El Sembrador

Outline: Tells the parable in simple language; then gives the explanation of the meaning. Simple and straightforward.

Script Number:099
भाषा:Spanish
Theme:Materialism; Agriculture; Fruit of the Spirit; Fear; Church, Christianity; Word of God (the Bible); Faith, trust, believe in Jesus; Judgement; Heart, soul of man
Audience:New Christian
Style:Monolog
Genre:Parable
Sophistication:Simple
Purpose:Teaching
Bible Quotation:Paraphrase
Status:Approved

Scripts are basic guidelines for translation and recording into other languages. They should be adapted as necessary to make them understandable and relevant for each different culture and language. Some terms and concepts used may need more explanation or even be replaced or omitted completely.

Script Text

Un día Jesús estaba a la orilla del mar, y empezó a enseñar a la gente, contándoles esta historia:

«Un hombre salió a sembrar y sembró en varios lugares. Parte de la semilla cayó en el camino,
y los pájaros vinieron para comérsela. Otra semilla cayó sobre las piedras con poca tierra encima.
Sobre estas piedras la semilla comenzó a crecer rápidamente, pero las raíces no pudieron meterse
muy hondo en la tierra, y por esto las plantas se secaron.

Otra semilla cayó en espinas y la semilla creció, pero por fin las espinas mataron la buena semilla. Estas plantas no produjeron fruto ni semilla.

Otra semilla cayó en buena tierra y crecían como debían. Estas plantas produjeron fruto, y mucha semilla.
De estas plantas, algunas produjeron 30, otras 60 y otras 100 veces más.

Entonces, la gente le preguntó a Jesús, “¿Que quiere decir esta historia?”
Jesús les dijo:

«Si tienen oídos, escuchen y entiendan lo que quiere decir esta historia. La semilla es el mensaje, es la Palabra de Dios. La tierra es como los corazones de la gente que oye la Palabra de Dios. Algunos corazones están duros como el camino. Esta gente oye la Palabra de Dios, pero no la entienden. Viene Satanás para que la gente no entienda las palabras del mensaje.

«Los corazones de otros son como la tierra con piedra. Ellos están felices al oír el mensaje de Dios, pero ellos piensan que ser cristiano será fácil.Cuando la gente del mundo se burla o da problemas, estos regresan a su vida anterior.

«Otros son como la tierra con espinas. Les gustan las cosas de Dios, pero también las cosas del mundo.
Siempre están con duda y preocupación, en vez de estar en oración. Siempre quieren más cosas, y nunca están satisfechos. Sobre todo, quieren todo fácil y sin problemas. Por último, ellos pierden todo.

«Otras personas son como la tierra buena. Esta tierra es como la gente que oye la Palabra de Dios y acepta el mensaje con todo su corazón. Ellos obedecen la Palabra. Todos los días ellos muestran que sus vidas pertenecen a Dios. Ellos quieren estar cerca de Dios y hacer lo que es bueno.” Jesús les dijo, "Él que quiera estar siempre cerca de Mí, y recuerda mis palabras, hace bien en la vida. Pero si están lejos de Mí y olvidan mi Palabra, estos no
pueden hacer nada bueno.

Queridos oyentes, así mismo, si usted y yo mostramos con nuestras vidas que Jesús vive en nosotros, Dios estará muy contento. El Espíritu de Dios nos ayudará a hacer muchas cosas buenas. Con la ayuda del espíritu Santo,
nosotros serémos la tierra buena, y producirémos mucho fruto bueno.

Los que creen en Dios ayudan a los demás, están contentos, no buscan pelear con otros, y
no se enojan con su familia. Ellos saludan y tratan bien a las personas en su pueblo, hacen cosas buenas para sus vecinos, y cuidan de sus familias y amigos. La gente de Dios no trata de mandar o controlar a los demás, sino que aprende a controlar sus propias emociones. El Espíritu de Dios les ayuda a enseñar la Palabra de Dios a otros también.

Querido amigo, ¿Por qué no hablas con Jesús ahora (mismo) y digale estas palabras?
--Querido Jesús, Toma mi vida. Que Tu presencia siempre este cerca de mi.
Quiero que mi corazón reciba Tu palabra como la buena tierra recibe la semilla.
Quiero que Tu Palabra crezca en mi corazón. Yo quiero vivir de tal manera que otros puedan ver
que Tú vives en mí. En el nombre de Jesús, Amén."