La Oveja Perdida

Grandes lignes: Parable of the lost sheep dramatized. Application: all people are lost. Jesus, the Good Shepherd, seeks lost ones. He calls us; answer Him. The Scripture passage can be used with this application, if preferred.

Numéro de texte:257
Langue:Spanish: Latin America
Thème:Agriculture; Love of God; Faith, trust, believe in Jesus; Jesus, Our Shepherd
Audience:General
Style:Monolog
Genre:Bible Stories & Teac
Compréhension:Simple
Objectif:Evangelism
Citation biblique:Paraphrase
Statut:Approved

Ce texte est la directive de base pour la traduction et l'enregistrement dans des langues étrangères. Il devrait être adapté selon différentes cultures pour garder sa pertinence. Certains termes peuvent être ajoutés ou retirés pour parfaire le résultat.

Corps du texte

Había un pastor que tenía cien ovejas. (Llamada que se usa para llamar a las ovejas comúnmente.)

El pastor llamó y las ovejas corrieron a seguirlo por las colinas. Las iba guiando a un lugar donde había pasta tierno y agua fresca. Este pastor era bondadoso y valiente. Una vez cuando iban por la selva, un coyote quiso atrapar una ovejita y saltó hacia ella, pero el pastor mató al animal antes de que pudiera herir ninguna oveja. Entonces las 11ev a lugares frescos y verdes.

Cuando el sol empezaba a ponerse, el pastor llamó a sus ovejas otra voz. (Llamando) Las guió por un buen camino y llegaron todos sanos y salvos a su casa para pasar la noche. Pero ha llamó había una ovejita que no hizo caso de la llamada del pastor. La gustaba el pastito verde, así que siguió comiendo sola. De repente se hizo noche y la ovejita tuvo miedo porque estaba PERDIDA. (Pausa 3 segundos)

Todas las otras ovejas estaban a salvo. El pastor se puso a contarlas. Una—dos,--tres—cuatro......noventa y ocho, noventa
y nueve. Pero: ¿NO eran cien las ovejitas? ¿Dónde estará la otra? ¡Faltaba una ovejita!

El pastor encerró a todas las demás y se apresuró a buscar su ovejita, aún cuando la noche estaba muy obscura. A él lo que le importaba era su oveja, y no temía ni a la oscuridad ni a nada.

Mientras corría, llamaba, llamaba, (Llamando). A ratos se detenía y escuchaba. (Pausa 3 segundos). Sólo oía los coyotes y
seguía corriendo y gritando. (Llamando). Al llegar a una colina, se detuvo a escuchar otra vez (Pausa 3 segundos).

¿Qué era eso? (Pause 3 segundos). Era el balido de 1a oveja. Siguiendo la voz de su ovejita, bajó la escarpada montaña y la encontró atrapada en un arbusto espinoso. El pastor estaba feliz de tener a su ovejita otra vez. La tomó en sus brazos y la llevó a donde dormían las otras.

Toda la gente es semejante a esta oveja. Escogen su propio camino. Por lo tanto están perdidas en la oscuridad de sus pecados. Cristo es el Buen Pastor. El vino a buscar y a salvar a los que se habían perdidos. Para hacer posible esto, El tuvo que morir por sus ovejas. Sólo así fueron perdonados nuestros pecados. Jesús prefirió morir en nuestro lugar. Pero no murió para siempre, sino que resucitó, y ahora VIVE pare siempre.

El es el Buen Pastor que nos llama. Le contestarás: "Aquí estoy, Nuestro Señor. Yo también creeré y confiaré en Tí.'