El Pecado Trajo Tinieblas

概要: Sin Brought Darkness. Summary of Romans 1-2.

文本編號:312
語言:Spanish
主題:Witchcraft, paganism; Church, Christianity; Obedience; Honor God; Creation; Sin, disobedience
聽眾:Animist; Muslim; General; Jewish; Christian
樣式:Monolog
類型/流派:Sermon--expository
受教育程度:General
目的:Pre-evangelism; Teaching
聖經摘錄:Minimal
狀態:Approved

此文本僅為翻譯和錄音的準則。它應適應於每個區域不同的文化和語言。其中一些用詞和概念可能需要更充分解釋或被省略.

文本文字

Después de que Jesús murió en la cruz y resucitó de entre los muertos, dio a sus discípulos las últimas órdenes:
“Vayan por todo el mundo y hagan cristianos por entre todas las tribus, bautícenlos y enséñenles a obedecer todo lo que yo he mandado. Y recuerden: yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”.

Los discípulos llevaron el Evangelio a muchos lugares .Organizaron muchas iglesias. Los cristianos hacían preguntas en las diferentes tribus.
Ellos hacían preguntas sobre el perdón: ¿tiene Dios diferentes maneras de perdonar los pecados, o solamente una?
Había preguntas sobre cómo debían vivir los cristianos.
San Pablo escribió la siguiente carta para contestar todas estas preguntas:

En el primer capítulo de la carta a los romanos, San Pablo habla a los cristianos sobre las buenas noticias de Dios.
Esta noticia es que la gente pecadora de todas partes puede salvarse (puede deshacerse de sus pecados) si cree en Jesucristo.
Jesús murió en la cruz para sufrir el castigo por los pecados cometidos por todos nosotros contra Dios.
Primero nos muestra que todos los hombres en todo el mundo, han quebrantado las leyes de Dios, y que por lo tanto merecen ser castigados por Dios. Mucha gente ha adorado imágenes de madera y piedra.
Otros han venerado los espíritus de sus antepasados.
La gente creía que era muy sabia, pero dios dijo que ellos eran muy tontos.
Ellos adoraban y veneraban las cosas que Dios había hecho, y no veneraban a Dios que vive siempre. Dios hizo el sol, la luna y las estrellas, y todo lo que se encuentra sobre la tierra. Toda la gente, en todas partes, sabe que hay un Dios. Dios mismo ha puesto este conocimiento en sus corazones.
Pero a pesar de todo, ellos no han querido aceptar a Dios.
Ellos hacían el mal, cometían adulterio, hacían brujerías y peleaban y se mataban unos con otros.
Ellos cometían toda clase de maldades. Así que Dios los dejó que se fueran por su propio camino. Dios estaba enojado con ellos.
Ellos andaban en tinieblas porque no conocían a Dios.
Pero Dios quiere que todos sepan que es posible volver a Él.
En el segundo capítulo, San Pablo nos dice que hay mucha gente que conoce a Dios y sus leyes pero que no le obedecen.
Ellos pueden decir que creen en Dios, pero no creen verdaderamente porque no le obedecen.
Esta gente merece el castigo de Dios, más que los que no han oído nada sobre Dios.
Para Dios todos somos iguales.
Él está muy contento con la gente que escucha y obedece su palabra.
La gente que lo venera recibirá sus bendiciones.
Es falso que un hombre diga: “yo soy cristiano” y viva como un pagano.
A Dios no le gusta esto.
Nuestro corazón debe estar siempre firme a Dios.
Dios que ha puesto este conocimiento en el corazón de todos los hombres.
Pero a pesar de todo, ellos no han querido aceptar a Dios.
Ellos hacían el mal.
Cometían adulterio, hacían brujerías y peleaban y se mataban unos con otros.
Ellos cometían toda clase de maldades.
Así que Dios los dejó que se fueran por su propio camino.
Dios estaba enojado con ellos.
Ellos andaban en las tinieblas porque no conocían a Dios.
Pero Dios quiere que todos sepan que es posible volver a Él.