La Vida de los Hijos de Dios

เค้าโครง: Instruction for the new Christian for growth....gain strength from God's Word; obedience; praise; prayer; fellowship. Confession of sin; resist temptation; trust God in trouble.

รหัสบทความ:078
ภาษา:Spanish: Latin America
หัวข้อ:Separation from sin; Second Birth; Spiritual Growth; Nature, character of God; Leaving old way, begin new way; Satan (the devil); Heart, soul of man; Children of God; Spiritual Life
ผู้ฟัง:New Christian
รูปแบบ:Monolog
ประเภท:Analogy
ระดับของผู้ฟัง:Simple
เป้าหมายของสื่อบันทึกเสียง:Teaching
ข้ออ้างอิงจากพระคัมภีร์:None
สถานะ:Approved

บทความนี้เตรียมเพื่อแปลและบันทึกเสียงในภาษาต่างๆ ควรประยุกต์กับวัฒนธรรมและภาษาต่างๆ เพื่อความเหมาะสมกับแต่ละท้องถิ่น คํำบางคําหรือบางความหมายอาจต้องอธิบายเพิ่มเติม หรือบางทีต้องตัดออกเพื่อให้เหมาะสมกับแต่ละวัฒนธรรม

เนื้อหาบทความ

Si una persona deja sus malas formas y pecados, y cree en Jesús, esta
persona se convertirá en hijo de Dios. Sus pecados serán expulsados, y Dios
le dará un corazón nuevo. Dios dice que esta persona es nacida de nuevo,
por medio del aliento del espíritu Santo. Cuando una persona se convierte
para ser un hijo de Dios, esta persona reflejara y actuara como su padre
Dios, al igual como los hijos reflejan y actúan como sus papas. Los hijos de
Dios empiezan a pensar como Dios y dejaran de hacer lo malo. Dios es amor
y es verdad Dios quiere que sus hijos vivan cuidadosamente sin hacer mal, y
que muestren las formas de Dios a toda la gente.

Cuando nace un niño se le da mucha leche. Luego, se ponen fuertes, y
después, pueden comer comida sólida. Si un niño no come buena comida,
su cuerpo no estará fuerte. Del mismo modo, los hijos de Dios también
necesitan estar fuertes en sus almas, y la palabra de Dios es la leche y
alimento necesario para ellos. Pero, si ellos no escuchan, ni obedecen, ellos
se debilitaran y caerán.

Satanás, el espíritu malo, quiere engañar a los hijos de Dios. Es por esto que
los hijos de Dios necesitan leer, escuchar y estudiar la palabra de Dios todos
los días. De esta forma ellos se pondrán fuertes para negarse a las palabras
de Satanás. Este Satanás busca las formas para que los hijos de Dios hagan
lo malo, pero, si ellos toman la palabra de Dios y piden ayuda y fuerza a
Dios, Dios les ayudara para no hacer lo malo. Dios siempre da fuerzas
cuando sus hijos se lo piden.

Dios quiere que sus hijos hablen con el todos los días – temprano en la
mañana, al medio día, por la tarde y por la noche. Podemos hablar con Él al
caminar, en el trabajo, en el hogar o en el jardín. Donde quiera que se
encuentren, los hijos de Dios siempre podrán hablar con Él, ya sea para
agradecer por las bendiciones que nos da, o por las necesidades y
problemas que pasamos. Dios siempre está listo para escuchar y ayudar a
sus hijos.

Los seguidores de Jesús son los hijos de Dios, y ellos no temen a los malos
espíritus. No les dan miedo los problemas, porque ellos saben que Dios
controla todas las cosas que llegan a ellos. Dios está con ellos en tiempos de
enfermedad y en tiempos de tristezas. Su palabra los alienta cada día, y ellos
saben que su hogar en el cielo los espera.

¿Podrá cualquiera romper su relación con Dios? Solo una cosa. Cuando un
hijo se ensucia, el necesita limpiarse. Así es también con los hijos de Dios. El
pecado les ensucia el corazón y la mente. Estas personas necesitan
verdaderamente negarse al pecado, y confesarlos. Ellos deberán recordar y
confiar que la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado. Los hijos de Dios
necesitamos caminar con cuidado, siempre agradando y obedeciendo a
Dios. También debemos ayudar para que muchos otros encuentren esta
nueva vida que solo Jesús puede dar.

¿Quieres tu aceptar la vida que Jesús ofrece? Pídeselo en este mismo
instante.