Dios Le Está Llamando

เค้าโครง: Straightforward presentation of God's call, man's sin, God's holiness, His justice, man's lost condition (eternally). God's love, Christ's atonement. Invitation; sinner's prayer.

รหัสบทความ:297
ภาษา:Spanish: Latin America
หัวข้อ:Love of God; Son of God; Saviour of Sinful Men; Sin, disobedience
ผู้ฟัง:General
รูปแบบ:Monolog
ประเภท:Sermon--topical
ระดับของผู้ฟัง:Sophisticated
เป้าหมายของสื่อบันทึกเสียง:Evangelism
ข้ออ้างอิงจากพระคัมภีร์:Direct
สถานะ:Approved

บทความนี้เตรียมเพื่อแปลและบันทึกเสียงในภาษาต่างๆ ควรประยุกต์กับวัฒนธรรมและภาษาต่างๆ เพื่อความเหมาะสมกับแต่ละท้องถิ่น คํำบางคําหรือบางความหมายอาจต้องอธิบายเพิ่มเติม หรือบางทีต้องตัดออกเพื่อให้เหมาะสมกับแต่ละวัฒนธรรม

เนื้อหาบทความ

En la Palabra de Dios leemos en Marcos 13:19: « El evangelio será predicado a todas las naciones». En Segunda de Timoteo 2: 2 dice: «Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad». La voluntad absoluta de Dios es que todos los seres humanos, dondequiera que estén, y cualquiera que sea su condición, deben escuchar las buenas nuevas del evangelio. Los pastores de Belén oyeron primero de los ángeles, quienes dijeron: « Ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor». Dios declara en Su palabra que todos los hombres han pecado. Mi amigo, tú y yo hemos pecado y estamos incluidos también.

¿Qué es pecado? Pecado no solamente es matar a alguien, pero también es pecado desobedecer cualquier mandamiento de Dios. Una mentira, un mal pensamiento, una mirada malvada; todo esto es pecado, y Dios declara en Su justicia y Su santidad que la paga del pecado es muerte. Es no sólo la muerte física, sino también y sobre todo, es la muerte eternal (la separación pera siempre entre Dios y nosotros).

Ahora bien, Dios no quiere que estemos separados de Él. Es por eso que ahora está llamando a todos los que están escuchando este mensaje. Querido amigo, por favor escuche. Tengo buenas noticias –Dios no se ha
olvidado de nadie. Dios en su inmenso amor, envió a su único Hijo Jesús. Jesús estuvo dispuesto a tomar nuestro lugar, nuestro castigo por los pecados, para que todo aquel que cree en él no se pierda, más tenga vida
eterna.

Ahora, Dios le está llamando a usted. No deje pasar este momento. Es un regalo para ser reconciliado con Dios. Jesús pagó el precio de reconciliación, para que tengamos paz con Él. Lo hizo con Su sangre que derramó en la cruz de madera - esta sangre, que también en este mismo momento puede borrar sus pecados, y le librará de la esclavitud del pecado para siempre. No ignore y conteste el llamado de amor, de parte de Dios. Dé su corazón a
Jesucristo, dondequiera que se encuentre. Simplemente dígale: «Oh, Señor Jesús, te doy mi corazón. Prometo obedecer tu santa palabra, a partir de mismo. En el nombre de Jesús, Amen. »

Ahora Dios le ayudará con su Espíritu Santo, si le habló con todo su corazón. Ahora usted es un ciudadano del cielo, y es también hijo de Dios. Desde ahora en adelante, usted podrá llamarlo, “Padre celestial.”