¿Qué Es un Cristiano?

เค้าโครง: Dialogue on the meaning of being born again. Invitation.

รหัสบทความ:143
ภาษา:Spanish: Latin America
หัวข้อ:Second Birth; Reincarnation; Saviour of Sinful Men; Salvation; Eternal / everlasting life; Spiritual Life
ผู้ฟัง:Orthodox; Catholic; General; Christian
รูปแบบ:Dialog
ประเภท:Discussion
ระดับของผู้ฟัง:Simple
เป้าหมายของสื่อบันทึกเสียง:Evangelism
ข้ออ้างอิงจากพระคัมภีร์:Direct
สถานะ:Approved

บทความนี้เตรียมเพื่อแปลและบันทึกเสียงในภาษาต่างๆ ควรประยุกต์กับวัฒนธรรมและภาษาต่างๆ เพื่อความเหมาะสมกับแต่ละท้องถิ่น คํำบางคําหรือบางความหมายอาจต้องอธิบายเพิ่มเติม หรือบางทีต้องตัดออกเพื่อให้เหมาะสมกับแต่ละวัฒนธรรม

เนื้อหาบทความ

‎(Introducir un himno cristiano conocido). ‎

‎1. Hola, amigo. ¿Eres cristiano? ‎
‎2. Sí, ¡claro que sí! ‎

‎1. ¿Fueron sus padres cristianos? ¿Nació usted un cristiano? ‎
‎2. ¡Amigo, nadie es un cristiano nacido con el nacimiento que su madre le da! ‎

‎1. ¿Qué quiere decir? No entiendo. ‎
2. Muchas personas no entienden que un hombre no puede nacer cristiano. En realidad, él ‎debe re-nacer para ser un cristiano. ‎

‎1. ¡Por favor, explique lo que quiere decir! ¿Puede una persona renacer después de la muerte? ‎
‎2.¡ No! Lo importante es lo que Jesus dijo: «Tienes que nacer de nuevo si quieres ir al cielo». Todos tenemos que nacer de nuevo antes de morir, porque después de la muerte, ya será demasiado tarde. ‎

‎1. ¿Nacer otra vez antes de morir? ¡Nunca he oído hablar de tal cosa! ‎
2. Este renacimiento es algo que sólo Dios puede hacer, pero es algo muy necesario. La razón es ‎porque todos en todo el mundo hemos pecado, a través de la mentira, el orgullo, y la ira. También de la idolatría y de muchas otras maneras hemos roto las leyes de Dios. Esta es la razon por la que todos estamos ‎espiritualmente muertos, a pesar de que tenemos la vida física terrenal. El pecado ‎nos separa de la vida de Dios. Cuando la vida de Dios entra en nosotros, es cuando ‎verdaderamente nacemos y empezamos a vivir espiritualmente. ‎

‎1. ¡Esto es muy interesante! ¡Por favor, cuéntame más! ‎
‎2. Dios dice que cuando morimos, nuestros cuerpos vuelven al polvo, pero nuestras almas viven ‎para siempre. La persona que no ha recibido la vida de Dios irá al lugar de castigo. ‎

1. ¡Mire, yo soy un hombre religioso, mis pecados son muy pocos, y mis buenas obras muchas - así ‎que no voy a tener que estar en el infierno! ‎
2. ¡Ay, mi amigo! Los que van al infierno nunca pueden salir de él. Dios ha proveído una vía de ‎escape por medio de la muerte de Su Hijo Jesucristo. Y para aquellos que se niegan al ‎camino de Dios, no hay otra esperanza. La Biblia dice: “El humo de su tormento sube por los ‎siglos de los siglos, y no tienen reposo de día ni de noche." Es por eso que se debe volver a ‎nacer antes de morir. Si hemos re-nacidos en la familia de Dios, es así que viviremos para siempre ‎con Dios. Por lo tanto nos convertimos en hijos de Dios, y ‎pertenecemos a Su familia.‎
‎ ‎
1. ¡De veras!, pues, entonces yo también quiero entrar en la familia de Dios! Pero, digame más en, ¿qué hago para nacer de nuevo? ‎
2. Con el fin de hacernos Sus hijos, Dios envió a su único Hijo para ser castigado por nuestros ‎pecados. Jesús recibió el castigo que era nuestro. Él murió para que nosotros pudiéramos vivir ‎espiritualmente. Ahora esta nueva vida se ofrece como regalo a toda la gente que crean y acepten. Dios nos regala la vida eterna, que está en Su Hijo Jesucristo. (La Biblia ‎dice: “Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo.”) La Biblia dice: "El que tiene al Hijo, tiene la ‎vida, y él que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.") También dice: “Todos los que reciben a Jesús, a ellos ‎Dios les da el derecho de ser Sus hijos." Arrepeintace y confiese sus pecados en el nombre de Jesús, y Él se los quitara.

¿Quiere usted ser un cristiano verdadero? Si entre Jesús en su corazón para que sea su jefe, le dará nueva vida. ‎Usted realmente va a renacer, porque Su Espíritu vivirá en usted. Él le dará de Su vida, y usted tendrá poder de decir "no" a los malos deseos. Usted va a querer amar y obedecer a Dios. ‎

1. ¡Gracias por este mensaje; invito a Jesús a vivir en mi ahora mismo!‎

Ref.: Apoc. 14:11l, I Juan 5:11, 12; Juan 1:12‎