Cada Uno Debe Presentarse Delante de Dios

Grandes lignes: Focuses on the sinfulness of man and the holiness of God; His perfect holiness, mercy, justice. The day of judgment; escape from eternal death through Christ.

Numéro de texte:163
Langue:Spanish
Thème:Jesus, Our Substitute; Love of God; Saviour of Sinful Men; Nature, character of God; Repentance; Sacrifice / Atonement; Faith, trust, believe in Jesus; Judgement; Shame; Heart, soul of man; Assurance
Audience:Muslim; General
Style:Monolog
Genre:Analogy
Compréhension:General
Objectif:Evangelism
Citation biblique:Direct
Statut:Approved

Ce texte est la directive de base pour la traduction et l'enregistrement dans des langues étrangères. Il devrait être adapté selon différentes cultures pour garder sa pertinence. Certains termes peuvent être ajoutés ou retirés pour parfaire le résultat.

Corps du texte

El tercer rey de Israel por allá en el año 975 a.c. (Salomón) dijo en la
Biblia, "Él que confía en su propio corazón es un necio." Y un anciano
llamado Job por el año l600 a.c. dijo, "Quien podrá limpiar lo inmundo?
Nadie." ¿Puede un árbol de espinas dar uvas? ¡Nunca! Tampoco puede la
fuente del corazón natural del hombre, producir obras santas, paz real, o la
dulce seguridad del favor de Dios. El corazón natural está muy corrupto y
pecaminoso para poder recibir el favor de Dios. ¿LO DUDAS? Si es así,
pregúntate a tí mismo si tú podrás mirar el rostro de tus amigos y sentir
paz en el corazón, si todos tus pensamientos ocultos a través de la vida
fueren escritos en tu frente, tú te avergonzarías de presentarte a tus
compañeros y con tales grabados, ¿Como te presentarías a un Jesús perfecto
y un Dios Santo?

No semejante a los hombres, Dios es perfecto en todos los modos que tu lo
mires. Él es perfecto en todos sus atributos. El es perfecto en su
santidad. Él es perfecto en su misericordia y en su compasión. ¿Podría
lo perfecto y lo justo mirar el pecado? ¿Podría una perfecta santidad
admitir a uno, lo inmundo, a la presencia de Dios? ¡NUNCA! Así por un
pecado las primeras personas en la tierra, llamadas Adán y Eva, fueron
arrojadas de la presencia de Dios. ¿Qué acerca de nosotros mismos? Salomón
declaró: "Dios traerá toda obra ante el juicio, con toda cosa secreta, y
sea buena o ya sea mala. Dios es el único que es verdadera; ciertamente
cumplirá su palabra. Cada persona se presentará ante Dios en el día del
juicio. Cada pecado será pagado con perfecta justicia. El sexto libro del
Nuevo Testamento de la Biblia dice, "La paga del pecado es muerte." Muerte no
solamente para el cuerpo, sino para el alma. Esta muerte del alma quiere
decir separación de Dios.

Mas el amor de Dios ha provisto un camino para que nosotros podamos escapar
de esta muerte eterna. En su bondadoso amor, Dios envió a Jesucristo, para
que el pueda ser nuestro represéntate, y murió en favor nuestro para llevar
nuestras culpas. Él murió en la cruz, para que el pecador pueda
justificarse en su propio cuerpo, y para que nosotros podamos ser perdonados
con justicia. Aquellos que se arrepienten de sus pecados y ponen su
confianza en Jesús y en Su sacrificio vicario, podrán vivir seguros y
confiados. Pues Jesús dijo en Juan 5:24. "De cierto de cierto os digo: él
que oye Mi palabra, y cree al que Me ha enviado, tiene vida eterna; y no
vendrá a condenación, mas pasó de muerte a vida." El Señor Jesús vive
ahora en la presencia de Dios y te salvará de la muerte eterna de tu alma,
si tu confiares en Él ahora.

Prov. 28:26; Job 14:4; Eccl. 24:4; Rom. 6:23; Juan 5:24