MIRE, ESCUCHE Y VIVA Libro 3: Victoria a traves de DIOS

Esquema: Joshua, Deborah, Gideon, Samson. 24 sections. It has a picture book to go along with the recording.

Número de guión:420
Idioma:Spanish
Tema:Victory; Multiple themes
Audiencia:General
Estilo:Monolog
Tipo:Bible Story
Sofisticación:General
Propósito:Teaching
Citación Biblica:Direct
Estado:Approved

Este guión es una guía básica para la traducción y grabación en otros idiomas. Debe ser adaptados a diferentes culturas e idiomas para que sea relevante a cada área donde se utiliza. Algunos términos y conceptos utilizados pueden necesitar una explicación más detallada o incluso omitirse en diferentes culturas.

Guión de texto

Introducción

Dios ayudó a la gente de Israel a derrotar a todos sus enemigos. Nosotros podemos aprender de ellos también. Ahora escuche la grabación y vaya al siguiente cuadro en el libro café cuando usted escuche este sonido. (señal)

Cuadro 1: Josué pelea con los amalecitas

Cuadro 1: Josué pelea con los amalecitas

Exodo 17:8-13

El pueblo de Israel no tenía su propia tierra. Ellos vagaban en el desierto. Moisés fue su líder. El escogió un hombre joven llamado Josué para ser el capitán del ejército. Los amalecitas atacaron Israel, entonces Moisés dijo a Josué: “sal a pelear con los amalecitas. Yo me quedaré en la punta de la loma con la vara de Dios en mi mano”. Mientras Moisés sostenía levantada la vara de Dios, en oración, Josué y los israelitas fueron capaces de vencer a los amalecitas. Pero los brazos de Moisés se cansaron y no pudo sostenerlos arriba hacia Dios. Por lo tanto, los amalecitas comenzaron a ganar la batalla. Entonces dos hombres sostuvieron los brazos de Moisés hasta la noche y Dios ayudó a Josué a derrotar a los amalecitas. (señal)

Cuadro 2: Los espías con la fruta de Canaán

Cuadro 2: Los espías con la fruta de Canaán

Números 13:1-33

Dios prometió dar a Israel la tierra de Canaán. Entonces Moisés mandó doce hombres para espiar la tierra. Después de 40 dias ellos regresaron y dijeron lo que habían visto. Josué y Caleb trajeron un buen informe. Ellos dijeron: “la tierra es rica y fértil. He aquí su fruta. La gente que vive allá es poderosa. Sin embargo, no tengan miedo de la gente. Si el Señor se agrada de nosotros, El nos guiará a esa tierra”. Pero los otros espías trajeron un mal informe. Ellos dijeron que la gente de Canaán eran como gigantes. Ellos hicieron tener miedo a los israelitas de entrar en Canaán. Entonces Dios se enojó porque ellos no confiaron en El. Dios les guió por el desierto cuarenta años. Todos los israelitas que no confiaron en Dios murieron en el desierto. (señal)

Cuadro 3: El pueblo de Israel cruza el rio

Cuadro 3: El pueblo de Israel cruza el rio

Josué 3:1-17

Después que Josué murió, Josué vino a ser el líder de Israel. Entonces Dios dijo a Josué: “ahora tú y toda la gente estén listos para atravesar el rio Jordán hasta la tierra que yo estoy a punto de darles. Dios le dijo a Josué lo que tenía que hacer. Los sacerdotes de Israel tenían una caja especial llamada “el Arca”. Esta contenía las Leyes o Mandamientos de Dios. Dios les dijo que lleven el Arca a la orilla del rio. El rio estaba lleno de agua, pero tan pronto como los pies de los sacerdotes tocaron el agua, las aguas del rio se detuvieron y se secaron. Los sacerdotes se pararon en medio del fondo del rio, mientras la gente cruzó para llegar a Canaán en tierra seca. (señal)

Cuadro 4: La caída de las paredes de Jericó

Cuadro 4: La caída de las paredes de Jericó

Josué 5:13-7:1

El pueblo de Israel acampó en Canaán, cerca de una ciudad llamada Jericó. Entonces Dios dijo a Josué: “Yo he entregado Jericó en tus manos. Marchen alrededor de la ciudad con todos los hombres armados por seis días. Que siete sacerdotes lleven trompetas frente al Arca de Dios. En el séptimo día marchen alrededor de la ciudad siete veces con los sacerdotes tocando las trompetas. Entonces toda la gente grite fuerte. La pared de la ciudad caerá y la gente entrará derecho a ella. Entonces Josué y el pueblo hicieron lo que Dios les mandó. Las paredes de Jericó cayeron e Israel conquistó la ciudad. Dios dijo a Israel que ellos no debían tomar ningún botín para sí mismos. Pero un hombre llamado Acán desobedeció a Dios. (señal)

Cuadro 5: Israel huye de Haí

Cuadro 5: Israel huye de Haí

Josué 7:1-12

Haí fue otra ciudad enemiga, cerca de Jericó. Josué tuvo que conquistarla también. Por lo tanto, mandó hombres para espiar la ciudad. Los espías regresaron y dijeron: “no toda la gente tendrá que ir en contra de Haí, porque solamente hay pocos hombres allá”. Entonces Josué envió solamente un pequeño ejército de hombres para capturar Haí. Pero los hombres de Haí eran mucho mas fuertes que los hombres de Israel. Algunos israelitas fueron muertos y el resto tuvo que huir. Entonces Josué se postró en tierra sobre su rostro en aflicción delante de Dios. Pero Dios dijo: “Israel ha pecado; ellos han robado y mentido. Por lo tanto, la gente no puede hacer frente a sus enemigos”. (señal)

Cuadro 6: El juicio de Acán

Cuadro 6: El juicio de Acán

Josué 7:14-26

Josué reunió a todo el pueblo de Israel ante Dios. Dios mostró a Josué que fue Acán quien pecó en contra de El. Josué dijo a Acán: “dime lo que has hecho”. Y Acán dijo: “es verdad, yo he pecado contra Dios. Cuando yo vi entre el botín de Jericó una hermosa túnica, plata y una barra de oro, yo tomé”. Algunos hombres trajeron esas cosas que estuvieron escondidas en la tienda de Acán. Entonces Acán y su familia fueron sentenciados a muerte, como Dios ordenó. Dios se volvió de su ira y dijo: “tomen el ejército entero, vayan arriba y ataquen Haí. No tengan miedo porque yo he entregado la ciudad en sus manos. Entonces Israel obedeció a Dios y pudieron derrotar a Haí. (señal)

Cuadro 7: El sol y la luna se detuvieron

Cuadro 7: El sol y la luna se detuvieron

Josué 10:1-14

El pueblo de Canaán comenzó a temer a Israel. Cinco de sus tribus vinieron juntas a pelear contra Israel. Pero Dios dijo a Josué: “no tengan miedo de ellos”. Entonces Josué y su ejército salieron a pelear contra esas tribus y las tribus huyeron con terror. Dios también hizo caer granizos grandes sobre los enemigos y muchos de ellos murieron. La batalla continuó todo el día. Entonces Josué dijo: “sol detente.....!”. Entonces Dios hizo que el sol y la luna se detengan ese día hasta que Israel haya terminado de derrotar a sus enemigos. Nunca ha habido otro día como ése hasta ahora. Dios ayudó a Israel a derrotar a todas las tribus débiles de Canaán. (señal)

Cuadro 8: Josué instruye al pueblo

Cuadro 8: Josué instruye al pueblo

Josué 23:1-24:31

Canaán pasó a ser la tierra de Israel tal como Dios había prometido. Cuando Josué envejeció, él reunió a toda la gente. El les dijo:”esfuércense; tengan cuidado de obedecer a todo lo que está escrito en el Libro de la Ley de Dios. Si ustedes sirven a otros dioses, ustedes perecerán en la buena tierra que Dios les ha dado. Escojan ustedes este día a quien van a servir”. Amigos, Dios guardó todas sus promesas a Josué e Israel. Dios les dió una tierra propia y derrotó a sus enemigos. Dios nos ha prometido un lugar en el cielo para siempre. Dios cumple sus promesas. Nuestro enemigo es el diablo, pero nosotros tenemos un gran líder que ha derrotado al diablo. El es nuestro Señor Jesucristo. Nosotros debemos servirle y obedecerle a El. Por lo tanto, escoja usted este día a quien usted va a servir. (señal)

Cuadro 9: Débora habla por Dios

Cuadro 9: Débora habla por Dios

Jueces 4:1-9

Despés que Josué murió, el pueblo de Israel se alejó de Dios. Ellos adoraron a los ídolos de los cananeos. Por lo tanto, los cananeos tuvieron poder sobre Israel y les trataron muy mal. Débora fue líder de Israel. La gente vino a ella por consejo. Ella trató de que regresen al Dios de Israel. Un día ella llamó a Barac. El fue el líder del ejército de Israel. Ella le dijo: “lleva 10.000 hombres al Monte Tabor. Sísara y el ejército de Canaán vendrán a pelear contra ti. Pero Dios te dará la victoria sobre ellos. Barac tuvo miedo y le dijo a Débora: “si tú no vas conmigo, yo no iré”. Entonces Débora dijo: “yo iré contigo, pero Dios entregará a Sísara a una mujer y el honor no será tuyo”. (señal)

Cuadro 10: Dios ayuda a derrotar a Sísara

Cuadro 10: Dios ayuda a derrotar a Sísara

Jueces 4:10-16

Débora, Barac y los israelitas fueron a Monte Tabor. Sísara y todo el ejército cananeo fue a pelear contra ellos. Sísara tuvo 900 carros. Los israelitas tenían sólo espadas en sus manos. Los cananeos vinieron al valle del rio cerca del Monte Tabor, pero sus carros no podían pasar a través de las colinas ásperas. Entonces Dios mandó una gran tormenta de lluvia. El rio se inundó y algunos de los carros desaparecieron. Por lo tanto, el ejército de Israel pudo matar al ejército de Canaán. Sólo Sísara escapó a pie. (señal)

Cuadro 11: Jael mata a Sísara

Cuadro 11: Jael mata a Sísara

Jueces 4:17-23

Sísara huyó a la tienda de una mujer llamada Jael. Ella le dijo: “ven adentro, no tengas miedo”. Jael no era una mujer israelita, por lo que Sísara fue a esconderse en su tienda. Ella le dió de beber leche y le cubrió con una manta y Sísara quedó dormido profundamente. Entonces Jael tomó una estaca de la tienda y un mazo. Ella se acercó a Sísara calladamente mientras él dormía y le atravesó la estaca por su cabeza. Pronto Barac vino en busca de Sísara. Jael lo llamó a su tienda y le dijo: “ven, te mostraré al hombre que estás buscando”. Allí estaba Sísara muerto, con su cabeza enclavada en la tierra. (señal)

Cuadro 12: Israel celebra

Cuadro 12: Israel celebra

Jueces 5:1-3

Dios fue el que dió poder a Israel para que derrote a los cananeos. Débora y Barac cantaron una canción de gracias a Dios. También el pueblo se alegró. Ellos estaban contentos de tener como líder a Débora. Ella fue como una madre para ellos y ellos alabaron también a Jael porque ella no tuvo miedo de Sísara. Dios había usado estas dos mujeres para salvar a Israel. Dios puede usar a aquellos que parecen débiles para vencer a aquellos que son fuertes. Dios envió al Señor Jesús para salvarnos del diablo. Hombres malos mataron a Jesús y ellos pensaron que tampoco El tenía poder. Pero Dios levantó al Señor Jesucristo de la muerte. El venció al diablo y la muerte. El Señor Jesucristo puede dar poder y vida eterna a todos aquellos que confían y obedecen a Dios. Por eso cantemos y alegrémonos también y adoremos solamente al Unico y Verdadero Dios. (Música).

Introducción

El diablo peleará en contra de todos aquellos que siguen el camino de Jesús hacia Dios. Pero Dios nos ha mostrado a nosotros cómo podemos vencer al diablo. Escuchen y aprendan de estas historia de la Biblia. Dé vuelta la página cuando escuche la señal musical. (señal)

Cuadro 13: Gedeón y el ángel de Dios

Cuadro 13: Gedeón y el ángel de Dios

Jueces 6:1-24

El pueblo de Israel desobedeció a Dios e hizo cosas malas. Por eso Dios dejó que la gente Madianita dominara a ellos por siete años. Los madianitas destruyeron las cosechas de los israelitas. Después Israel clamó a Dios para que lo salve. Un día, un hombre llamado Gedeón estaba trillando un poco de trigo. El estaba tratando de esconderlo de los madianitas también. Repentinamente un ángel del cielo apareció y dijo a Gedeón: “ve y salva a Israel de las manos de los madianitas”. Pero Gedeón dijo: “¿Cómo puedo yo salvar a Israel?. Yo no soy nadie”. Entonces Dios dijo: “Yo estaré contigo”. Gedeón ofreció algo de comida al ángel y la tocó con su vara. Inmediatamente la comida se prendió en llamas y el ángel desapareció. Así Gedeón supo que el mensaje fue de Dios. (señal)

Cuadro 14: Gedeón destruye los ídolos

Cuadro 14: Gedeón destruye los ídolos

Jueces 6:25-32

La familia de Gedeón adoró los ídolos de Canaán (a Baal y Asera). Dios dijo a Gedeón: “destruye todos los altares a Baal de tu padre y derriba los postes de Asera de a lado. Después construye un altar como corresponde a Dios”. Gedeón tenía miedo de la gente, pero él deseaba obedecer a Dios. Por eso, esa noche tomó diez hombres y destruyeron los ídolos. La gente se enojó mucho y quisieron matar a Gedeón, pero su padre supo que él había hecho lo que era correcto y lo protegió. Amigos, Dios es más grande que cualquiera de los ídolos de madera o piedra. ¿Debemos temer a ellos?, o ¿debemos temer al Dios Vivo y Verdadero?. (señal)

Cuadro 15: El ejército de Gedeón bebe del agua

Cuadro 15: El ejército de Gedeón bebe del agua

Jueces 7:1-7

Todos los madianitas se juntaron para pelear contra Israel. Gedeón también juntó un ejército de hombres de Israel. Pero Dios dijo a Gedeón: “tú tienes demasiados hombres. Cualquiera que tiemble de miedo se puede regresar a su casa. La mayoría de los hombres de Gedeón se fueron a su casa. Dios dijo nuevamente a Gedeón: “todavía tienes demasiados hombres, llévalos allá abajo al agua y yo los probaré allá por ti”. Así Gedeón llevó sus hombres al riachuelo a que beban; muchos de los hombres se arrodillaron y tomaron el agua como toman los perros. Solamente 300 hombres tomaron agua con sus manos. Después dijo Dios:”con los 300 hombres que tomaron el agua con sus manos, yo entregaré a los madianitas a ustedes. (señal)

Cuadro 16: Los hombres de Gedeón rodean el campo de Madián

Cuadro 16: Los hombres de Gedeón rodean el campo de Madián

Jueces 7:16-25

El gran ejército de Madián acampó en el valle. Tenían tantos hombres y camellos que nadie los podía contar. Gedeón tenía sólo 300 hombres, pero Dios le dijo qué era lo que tenía que hacer. Gedeón dio a cada hombre una trompeta, una antorcha y una tinaja vacía.Ellos rodearon el campamento de Madián a media noche. Entonces todos al mismo tiempo empezaron a hacer un gran ruido. Ellos tocaron las trompetas y rompieron las tinajas y gritaron: “Por la espada de Jehová y de Gedeón”. Los madianitas fueron sorprendidos y confundidos. Ellos comenzaron a matarse el uno al otro. Después comenzaron a escapar de su campamento y los israelitas los derrotaron a todos. Amigos, aún si somos débiles y pocos en número como el ejército de Gedeón, con la ayuda de Dios podemos derrotar a nuestro gran enemigo el diablo. (señal)

Cuadro 17: Sansón mata a un león

Cuadro 17: Sansón mata a un león

Jueces 13:1-14:19

Después que murió Gedeón, los israelitas se alejaron de Dios nuevamente. Por lo tanto, Dios dejó que los crueles filisteos les castiguen. Entonces Dios envió un líder con poder para salvar a Israel. Su nombre fue Sansón. El Espíritu de Dios hizo que él fuera fuerte, pero Sansón no usó su fuerza para salvar a Israel de los filisteos. El la usó para sí mismo. El desobedeció a Dios. Sansón amó a una mujer filistea y dijo a su padre: “tómamela para mí, porque ella me gusta mucho”. Cuando Sansón estaba yendo a la casa de la mujer, un león le atacó. Sansón era tan fuerte que lo mató con sus manos. El se casó con la mujer filistea. Pero ella no fue leal con él. Por eso Sansón en su enojo mató 30 filisteos. (señal)

Cuadro 18: Sansón y las zorras con fuego

Cuadro 18: Sansón y las zorras con fuego

Jueces 15:1-17

Sansón se fue a los filisteos otra vez para tomar su esposa, pero su padre le había dado a ella a otro hombre. Sansón dijo: “esta vez me voy a desquitar con los filisteos”. Se fue al campo y agarró 300 zorras. Las ató de la cola por pares y después agarró antorchas y las ató a las zorras, dejándolas ir por los campos de trigo de los filisteos. Todas las sementeras fueron quemadas. Los filisteos odiaron a Sansón. Ellos trataron de matarlo, pero Sansón tomó el hueso de la quijada de un burro y mató a mil filisteos con el hueso. (señal)

Cuadro 19: Los filisteos cortan el pelo de Sansón

Cuadro 19: Los filisteos cortan el pelo de Sansón

Jueces 16:4-22

Sansón no debía nunca cortarse su pelo. Su pelo largo era la señal de que pertenecía a Dios que lo hizo así de fuerte. Sansón continuó desobedeciendo a Dios. El fue a otra mujer filistea. Su nombre fue Dalila. Ella trató de encontrar el secreto de la gran fuerza de Sansón, y al final le dijo: “yo he sido ofrecido a Dios, si mi pelo es cortado yo perderé mi fuerza”. Una noche cuando Sansón dormía, Dalila llamó a los filisteos. Ellos cortaron su pelo. Entonces Dios abandonó a Sansón y así perdió su fuerza. Los filisteos ataron a Sansón y le sacaron sus ojos. Le pusieron en prisión hasta que su pelo comenzó a crecer. (señal)

Cuadro 20: Sansón destruye la casa de los filisteos

Cuadro 20: Sansón destruye la casa de los filisteos

Jueces 16:4-22

Los líderes filisteos hicieron un gran sacrificio a su ídolo. Ellos sacaron a Sansón ciego de la prisión y le pusieron en medio de su casa grande. Entonces se burlaron de él. Sansón oró a Dios diciendo: “recuérdame y esfuérzame solamente esta sola vez”. Entonces Sansón sintió los pilares de la casa grande. El se apoyó en ellos con toda su fuerza y la casa cayó abajo sobre todos. Sansón y todos los líderes filisteos murieron juntos. Dios dió la victoria a Sansón sobre los filisteos, pero por su desobediencia, él no vivió para verlo. Dios ha mandado a Jesús para mostrarnos el camino hacia la victoria eterna sobre el diablo y el pecado. (señal)

Cuadro 21: Jesús saca espíritus malos

Cuadro 21: Jesús saca espíritus malos

Lucas 8:26-39

Jesús vivió en Israel muchos años después que Gedeón y Sansón. Un día conoció a un hombre poseído de muchos espíritus malos. El hombre cayó ante Jesús y dijo: “¿qué tienes conmigo Jesús, Hijo del Altísimo?”. Esos espíritus supieron que Jesús era el Hijo de Dios. Jesús ordenó a los espíritus que dejen al hombre. Los espíritus entraron en un hato de cerdos que estaba cerca. Los cerdos se precipitaron al mar y todos ellos se ahogaron. La gente comenzó a ver que Jesús tenía poder sobre el diablo y todos los espíritus malos. Los espíritus tenían que obedecer a Jesús. (señal)

Cuadro 22: Jesús saca a hombres malos

Cuadro 22: Jesús saca a hombres malos

Lucas 19:45-48

Un dia Jesús entró en la casa de Dios en Jerusalén. Los comerciantes estaban en la casa de Dios. Ellos estaban vendiendo animales para sacrificios. Pero ellos estaban haciendo dinero para ellos mismos, estafando a otros. Jesús estuvo enojado. El les dijo:”mi casa es casa de oración, pero ustedes la han hecho cueva de ladrones”. El sacó a todos los comerciantes malos y a los animales. Jesús es el Hijo de Dios. El tenía autoridad para sacar hombres malos de la casa de su Padre, pero algunos de los judíos se enojaron y dijeron: “muéstranos que tú tienes autoridad para hacer estas cosas”. (señal)

Cuadro 23: Jesús vive después de haber estado muerto

Cuadro 23: Jesús vive después de haber estado muerto

Mateo 28:16-20

Los judíos mataron a Jesús clavándole en una cruz de madera. Pero al tercer dia El volvió a la vida. Dios le dió a Jesús el poder sobre la muerte. El nunca puede morir otra vez. Después de esto, el pueblo vió que Jesús realmente es el Hijo de Dios. Jesús dijo a los que le seguían: “todo poder me es dado en el cielo como en la tierra. Vayan y digan a toda la gente de todo el mundo acerca de mí y háganles mis seguidores. Enséñenles a obedecer todas las cosas que yo les he mandado a ustedes y yo estaré con ustedes para siempre”. Jesús tiene la victoria sobre el diablo, el pecado y la muerte. El da vida espiritual a todos aquellos que le siguen y El quiere que nosotros compartamos este mensaje con todas las personas. (señal)

Cuadro 24: El soldado de Dios

Cuadro 24: El soldado de Dios

Efesios 6:10-18

Jesús derrotó al diablo y El nos da poder para resistirlo. Pero nosotros tenemos que pelear contra los poderes malignos del mundo de los espíritus. Estemos entonces preparados como el soldado que está listo para la guerra, como en este cuadro. Primero, siempre tenemos que hablar la verdad. Necesitamos que la verdad este bien puesta alrededor de nosotros como un cinturón. Tenemos que amar a otros y hacer lo que es correcto. Esto es la coraza que impide que el diablo ponga pensamientos malos en nosotros. Tenemos que decir a otros acerca del camino de paz que ofrece Jesús. Esto es el calzado que no deja que resbalemos en los caminos del diablo. Nosotros tenemos que tener fe, que es la plena confianza en Dios, para mantenernos seguros. Esto viene a ser como el escudo que sirve para protegernos contra los ataques del diablo. Jesús nos ha salvado del castigo por nuestros pecados. Esto es como el casco que salva a nuestros espíritus de una muerte eterna. La Palabra de Dios, la Biblia, es nuestra espada. Tenemos que usarla para destruir las mentiras del diablo. Tenemos que hablar a Dios en oración y obedecer lo que El nos ha mandado. Después también nosotros conoceremos la victoria sobre el diablo, sobre el pecado y sobre la muerte eterna. (Música).

Información relacionada