Cómo Ser Salvos

Esquema: We must repent of our sins and ask Jesus to save us. Plan of salvation.

Número de guión:374
Idioma:Spanish: Latin America
Tema:Cleanse, purify; Jesus, Our Substitute; Salvation; Sin, disobedience
Audiencia:Animist; Buddhist; General
Estilo:Monolog
Tipo:Sermon--topical
Sofisticación:General
Propósito:Evangelism
Citación Biblica:Direct
Estado:Approved

Este guión es una guía básica para la traducción y grabación en otros idiomas. Debe ser adaptados a diferentes culturas e idiomas para que sea relevante a cada área donde se utiliza. Algunos términos y conceptos utilizados pueden necesitar una explicación más detallada o incluso omitirse en diferentes culturas.

Guión de texto

Dios con su infinita sabiduría ha preparado un plan sencillo y maravilloso de la salvación; tan simple es este que hasta un niño puede entenderlo. Y siendo este tan sencillo, aun así muchos lo desprecian. Amado oyente, ¿es usted una persona que no tiene paz, disgustada, amargada y decepcionada?

Dame tu atención por un momento, y piensa que usted está de pie delante de Dios como un pecador. Porque está escrito:
«Por cuanto todos pecaron y están separados de la gloria de Dios».

El pecado es más grave de lo que se podría pensar o imaginar. Hay consecuencias eternas. Por ahora, no se preocupes por los pecados de los demás, porque cada uno dará cuentas a Dios por sus propios pecados. Examine sus propios pecados y arrepentirse de ellos. Usted debe reconocer con todo su corazón que Jesucristo murió por usted, al igual que por todos, en todo el mundo. Debe aceptar personalmente que Cristo murió y llevó nuestros pecados sobre sí mismo en la cruz. Esto fue hecho para nuestra salvación. Usted necesita reconocer que este mundo no puede ofrecer nada que puede borrar el pecado.

Usted puede ser una persona decente, y hacer muchas buenas obras, pero todo eso no le limpiará sus pecados. Dios dice que aunque se lave con cloro, agua y jabón, usted seguirá siendo un pecador delante de Dios. Es la sangre virtuosa de Cristo la que nos limpia de nuestros pecados.

El Señor dice: «Si tus pecados son como escarlata, quedarán blancos como la nieve, y si fueren rojos, quedarán blancos come la lana.» Depende de usted el reconocer que solamente Cristo es Él que salva. La Biblia dice:
— Porque no hay otro nombre dado a los hombres en quien podamos ser salvos—. Esto significa que usted perderá su tiempo, si está buscando ser salvo en cualquier otro lugar.

Sólo repita: Querido Dios, soy un pecador. Sé que Cristo murió por mí. Su sangre me limpia de todo pecado, y Jesucristo es capaz de salvarme.

¿Crees tú estas cuatro cosas? Si cree, sólo hay una cosa más para hacer. Acepte a Jesús en su corazón como su salvador personal, y usted tendrá la salvación eterna.

La palabra de Dios dice: «Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo».